martes, 5 de junio de 2018

3 de junio del 2018 - Cross de los 3 refugios


Por fin llega la prueba que me había marcado como objetivo. He entrenado muy bien estos meses, he competido con buenas sensaciones y todo pinta bien.

Quiero hacer una buena actuación y tengo dos objetivos. El primero es, siendo una prueba que siempre se me atraganta un poco, hacer una carrera de menos a más con la sensación de controlarla.

El segundo objetivo es sin lugar a duda ser competitivo frente a mis nuevos compis Félix y Granizo. No necesariamente tengo que acabar por delante de ellos pero si muy próximo. SI esto lleva a un podio pues objetivo realizado y si además nos colocamos en el podio los tres sería la repera (indistintamente de los puestos).

A la salida se acerca Sergio con quien caliento un poco y recordamos la estrategia de carrera. 
Básicamente es llegar a Maliciosa teniendo a Félix y Granizo a vista, superarles en la bajada pero reservando para la subida final desde Canto Cochino. Obviamente es el plan, pero difícilmente se podrá conseguir habiéndoles visto entrenar este año.

Me coloco en la línea de salida junto a Félix y Granizo. Charlamos tranquilamente hasta que se da el pistoletazo de salida. Me informan de otros veteranos (B) que están por ahí y que son muy difíciles de ganar. El podio parece que se va a complicar por tanto pero eso no me desanima ya que tengo muchos otros objetivos personales.

Una vez que arranca la prueba tiramos desde el refugio hacia arriba para subir a bola del mundo. Tristemente este año nos suben por la pista que queda a la derecha rodeando bastante en vez de subir en vertical. A mi todo lo que sea menos vertical me perjudica más que si hay que andar en subida pronunciada.

Me encuentro bastante bien pero las piernas no van tan finas como deberían a estas alturas de la prueba. A falta de escasos metros para llegar a bola, alzo la mirada y veo a Granizo. Sergio, que está arriba esperándonos, me dice que tengo a Félix y Granizo a menos de un minuto. La bajada y posterior subida a Maliciosa lo hago con mucha fuerza y no me separo de Granizo. A Félix no le veo, creo que se ha ido con el primer veto (Carlos Mateos).

Comenzamos la bajada a canto cochino en la pedriza. Intento dosificar pero debo apretar en esta zona ya que las bajadas son donde le puedo recuperar tiempo a Granizo. De hecho nos vamos adelantando mutuamente unas cuantas veces según el perfil de la bajada, El va junto a otro vetB y yo voy más por libre.

Sigo junto a Granizo tras dejar atrás canto cochino y vamos en dirección a la charca verde. Es un falso de llano de un par de kms donde aun voy fresco. Acercándonos ya le digo a Granizo que se vaya que yo ya tengo que bajar el ritmo. Estamos por el km17.

A partir de aquí saco los bastones y mayormente hago el resto del camino andando. Sobre el km20 me encuentro con Félix que ha tenido una caída y que no podrá acabar la prueba. Iba muy cansado, le anime a trotar un poco conmigo pero rápido abandono la idea.

La subida a Bola se me hace muy dura, voy sufriendo y me adelanta mucha gente. Cuando digo mucha me refiero a unos 30-35 corredores mirando los parciales de la clasificación.
Llego a meta sin saber cuánto tiempo he tardado, cuando veo que el crono marca 4:08 me vengo un poco abajo la verdad. Sabía que había hecho una mala carrera, pero no tan mala. En el 20 iba a la par con Granizo y este ha acabado en 3:52, me ha sacado 16 minutos en apenas diez kms. Prácticamente lo mismo que me saco en el tubo en el mamá del año pasado. Debo mejorar las subidas, es claramente un punto débil para mí.

Además pierdo el podio por escasos 3 minutos acabando en un quinto o sexto puesto, Habiendo dosificando mucho más la carrera podría haber ahorrado ese tiempo y bastante más.


En este gráfico se puede ver el desastroso segundo tiempo que hice. En Canto Cochino iba segundo en 1:34:38, aventajando en casi 1' a Granizo, casi 7' al cuarto y casi 9 al quinto.

No es que yo lo hiciera muy mal, es que los otros lo hicieron mucho mejor. de ellos debo aprender.

Mala carrera, malas sensaciones y carrera mal planteada por mi parte. Me pudo el deseo de ganarles a mis compis cuando debí plantearme la carrera según mis circunstancias. Aparte de la estrategia fallida pienso que me ha fallado el descanso previo a la carrera. La penúltima semana he acumulado 6000 metros de desnivel positivo haciendo la última tirada solamente a falta de seis días para la prueba, ese día hice de hecho este mismo recorrido pero añadiendo 300 de desnivel positivo junto a Jofores. Ese día acabé reventado y por las sensaciones en carrera creo que no he recuperado. Además la semana posterior a la prueba estoy con algo de fiebre y garganta irritada (inflamada). Creo que estaba incubando algo ya el día de la prueba.

En fin, aprender de los errores y a seguir con otras pruebas. No todas pueden salir bien y además de estas cosas voy aprendiendo mucho. De todos modos disfrute como siempre de esta prueba tan dura y seguro seguro que volveré a estar en la línea de salida.

De momento me salto el cross del Telégrafo que está a solo 6 días del cross de los 3 refugios y me centro en la carrera que voy a hacer en los Alpes el próximo 16 de junio junto a Mario y Hector. Zugspitze supertrail de 63kms.

lunes, 21 de mayo de 2018

12 de mayo del 2018 - GTPE

Gran Trail Picos de Europa - 35kms

Vaya fin de semana, impresionante.



Tocaba correr en los Picos de Europa, partiendo y llegando desde Benia de Onís, Asturias. Estar he estado en Asturias pero por visitas familiares a Gijón y por trabajo a pueblos perdidos, pero para correr nunca. Cuando me propusieron ir a correr allí y que además íbamos a ir unos cuantos no dude un instante. Eso sí, los picos de Europa me imponen y decidí apuntarme a la carrera intermedia, la de 35kms y 2200 de desnivel positivos. La carrera se llama Gran Trail Picos de Europa (GTPE) y si mal no he entendido antes se llamaba UTPE (ultra trail picos de Europa).




Vamos a una casa rural, compartimos coche con Sergio y Susana. Vamos en viernes tarde y pasamos directamente a recoger los dorsales, sobre todo porque Sergio corre la de 55kms y en esta modalidad no se puede recoger el dorsal el sábado. Buen ambiente en Benia de Onís aunque llegamos cerca de las 23:00 horas.

Una vez que hemos recogido el dorsal nos vamos a la casa rural donde nos espera Bernard con Teresa y Javi con Mari Eugenia. Cenamos en la casa lo que hemos llevado desde Madrid... nosotros que no sabemos de esto naturalmente no hemos llevado nada (que vergüenza), para la próxima ya llevaremos más.






Javi, Bernard y Sergio hacen la larga de 55kms, yo la de 35kms y Teresa la de 11kms. Los de la larga arrancan a las 07:00, yo a las 09:00 y Teresa a las 10:00. Entre la casa rural y la línea de salida hay unos 15 minutos en coche con lo que toca hacer unos cuantas viajes.

En el desayuno hago amiguitos nuevos y al final son ellos que me llevan a la salida. Muy buena gente.

Me coloco bastante adelante y me encuentro bien. No hace frio pero amenaza lluvia. Se da la salida y salgo fuertecillo porque me han dicho que al rato se va a formar tapón. Como siempre al final tengo que bajar un poco el ritmo y correr por sensaciones.

Mucho es poco, muchísimo barro todo el camino. Es tremendamente complicado llevar un ritmo constante por todo el barro que hace que las piernas se entierren por tramos hasta las rodillas. De todos modos es una carrera relativamente corta con lo que vamos frescos y disfrutando de todo el recorrido.

El paisaje, aun sin subir a los Lagos de Covadonga, es espectacular, simplemente me encanta el verde de las montañas, los bosques frondosos y el súper positivo carácter de los asturianos que nos animan continuamente. Disfruté mucho (también ayuda que llevaba muy buenas sensaciones claro).






Como hace fresquito y no hay que beber mucho a penas paro en los avituallamientos. Llevo agua y geles. Un acierto total llevar los bastones. Las subidas son rampones y en las bajadas y llanos con barro los bastones sirven como apoyo para no caerte.









En la segunda mitad de la prueba nos juntamos con los últimos de la carrera de 22kms, estos van como es normal más lentos y les vamos adelantamos. Una vez que ya hemos superado un gran número de ellos el nivel va en aumento y ya no se adelanta tanto.

Llego a meta donde hay mucho público y disfruto mucho. Veo a unos amigos de mi club de la Pedriza (Muso, Moni, etc.) y se me olvida beber y comer nada. Voy empapado y en las duchas no hay agua caliente. Me espera Teresa quien me dice que nos vayamos a la casa rural a duchar, muy buena idea.



Teresa al verme pasar frio ha puesto la calefacción del coche, fuera ha salido el sol y dentro entre unas cosas y otras hace mucho calor. Si a eso le sumamos todas las curvas y que yo venía bastante flojillo, al bajarme del coche  pillo un mareo que hace que me tengo que tumbar en el suelo. Teresa se acerca a la casa y me trae sandia en trozos, con eso ya recupero y el susto se va.







Al final puesto 13 de la general y primero de mi categoría. Muy, muy contento. Habían mucho vasco, cántabro y asturiano en la carrera y es un orgullo estar a su altura, de verdad. 4:13:xx. Más o menos el tiempo que había esperado hacer pero sin contar con tanto barro. Sergio corrió esta misma prueba el año pasado y me comenta que no por lejos hubo tanto barro ese año.

Sergio acaba muy bien pero se le escapa el podio en su categoría. Javi entra a solo 30-35 minutos de Sergio y está muy contento. Al rato entra Bernard que también el ha hecho podio en su categoría. Teresa que se estrena en la montaña ha hecho un sexto puesto en su categoría y está muy contenta, ha disfrutado mucho de la carrera dice.





Con podio o sin el los 4 estamos muy contentos tras un día exigente.

Ya queda todo el sábado tarde y gran parte del domingo para comer bien, hacer turismo y disfrutar de un fantástico fin de semana.

Ahora a por el Cross de los 3 refugios en Madrid.

jueves, 10 de mayo de 2018

6 de mayo del 2018 - Trail de los Vientos


Carrera perteneciente al circuito 4 desafíos, circuito que en realidad consta de 6 pruebas. Esta vez en Navas del Marqués (Ávila). Pueblo de la madre de mi amigo Sergio.

Este es la cuarta prueba que hago esta temporada de este circuito. No es que el circuito sea nada del otro mundo pero la verdad es que sorprenden. Son pruebas de distancias intermedias de entre 20 y 24kms con desniveles entre 400 y 700 positivos. No son puramente de montaña y con muy pocos tramos que se podrían considerar técnicos, pero como entrenos son inmejorables. Siempre se entrena más desnivel sobre terrenos más técnicos, estos sin embargo obligan a correr rápido sin llegar a ser llanos y sin apenas pisar asfalto. Al ser por monte no hay grandes subidas y constantes rampitas que obligan a correr prácticamente todo el rato, dejan las piernas finas finas cara a objetivos más exigentes.

El día anterior a la prueba me voy con Carolina y mi padre a trabajar al pueblo y no volvemos a casa hasta las 22:00. Reventado me acuesto de inmediato. No es que esto deba  afectar al rendimiento del domingo pero ayudar tampoco ayuda mucho (pintar, taladrar, cortar madera, atornillar, 4 horas de coche entre ida y vuelta, ...).

El día de la prueba a las 07:30 estoy a la puerta de Sergio y encaminamos los 30 minutos que separan Valdemorillo de Navas del Marqués. Llegamos a las 08:10, recogemos el dorsal tras hacer algo de cola. Tras recoger el dorsal esperan que hagamos una segunda cola para recoger la camiseta,... como esta cola es aun más larga que la de recogida del dorsal nos la saltamos. No entiendo porque no hacen como en otras pruebas donde te entregan el dorsal y la camiseta en el mismo momento.

Vamos al coche, nos cambiamos, saludamos a los amigos Hurones que andan ya por allí. Salimos a trotar un poco y a continuación a la línea de salida.

Dan el pistoletazo y arranca la prueba, neutralizada tras dos caballos con sus jinetes vestidos de templarios, mola. Son unos 600 metros por el pueblo y ya con el calor acechando. Los caballos desaparecen y empieza la carrera, voy delante con Sergio y compartiendo momentos con los de la distancia larga (41kms). Los de la larga salen al mismo ritmo que los que hacemos la de 24kms, menudos huevos tienen.

Rápidamente se va un grupo de 7-8 corredores y poco a poco se van alejando. Yo la verdad es que he salido rápido y aparte de alejarse estos corredores otros poco a poco me van adelantando. Me siento mal, sin buenas sensaciones y además siendo adelantado por gente de vez en cuando.

La carrera es un rompe piernas pero sin demasiados desniveles. Obliga a correr todo el rato menos en alguna rampita que han metido de vez en cuando. El ritmo es bastante alto y se sufre, por el ritmo, el calor (correr con calor lo llevo francamente mal)  y por no poder seguir el ritmo a los que tengo por delante.

Se mezcla senderos y pista, pero con mucho cambio de trazado, no hay un recorrido natural que sigamos de continuo, cosa que particularmente me gusta más. Aun así el entorno es muy bonito y por partes vamos protegidos por arboles que nos protegen del sol.

En el kilómetro 17 comienza la única subida de verdad que nos asciende unos 300 metros en apenas 3 kilómetros. Aquí voy bien con un chaval y juntos llegamos a la cima, la bajada la hago controlando bastante ya que se que habrá llano para correr al final de la prueba.

Sobre el 21 y pico ya estamos en llano (llano de montaña claro), miro por primera vez atrás y veo un nutrido grupo de perseguidores. Me acojono un poco pero voy fresco. Me adelanta un chico que será el tercer clasificado en categoría de veteranos y me es totalmente imposible seguirle a pesar de que su ritmo no sea muy superior al mío. Por lo demás consigo meter ritmo y alejarme de todos los demás. 

Los últimos 600 metros son de subida pero menos de lo que se había dicho, al final no era para tanto. 

A mi encuentro en la llegada está Sergio que ha hecho segundo de la general y primero de veteranos. Que máquina, que envidia.

Al final puesto 13 de la general y primero de máster sénior o como se llame (mayores de 50). No me quedo con buenas sensaciones de carrera, me he sentido con falta de fuerzas en casi todos los tramos menos en los llanos. Al final no me puedo quejar, se ha ganado en 1:56:xx y yo he hecho 2:04:xx. 8 minutos de las máquinas en 25kms tampoco es para quejarse demasiado.

En la plaza comida y bebida en abundancia, entre otras cosas un pote (creo que se llamaba así), muy rico la verdad. Tras MUCHA espera entrega de premios donde dan trofeos tallados en madera, muy chulos y trabajados.

Tras la entrega de premios me quedo un muy buen rato a que me den el premio por ganar el circuito de mi categoría, pero por algún motivo el jamón se lo dan a otro, vaya sorpresa me llevo. Me quedo a hablar con la organización quienes me prometen averiguar quien es el ganador en realidad. Ya se verá, yo creo que el circuito es mío pero tampoco sé si es un error de la organización (cosa que puede pasarles a los mejores) o soy yo que no me he enterado del todo como funciona esto. Sergio, con los mismos puntos que yo, sin embargo sube a recibir el jamón y se le ve muy feliz, no le pregunto pero me imagino que se cual va a ser la cena J

Aparte del jamón dan un bono para el circuito del año que viene, espero ser el vencedor y llevarme ese trofeo también. Es un ahorro en las cuotas que siempre viene bien.

La carrera muy bien balizada, muchos voluntarios y los avituallamientos parecían correctos. Yo llevaba agua y geles y aparte de un vaso de agua en el último avituallamiento por el calor no vi mucho de ellos la verdad.

Para mi demasiado calor pero ahí poco se puede hacer. Hasta el lunes hemos corrido con frio y ahora de repente sol y calor, con lo mal que llevo yo eso. Podría haberme puesto una camiseta que no fuera negra, poco más.

Allí estaba Susana con Nora, Javi, Julio, Jose Félix que se pegó no una buena leche sino dos, Bernard con su novia Teresa, un encanto que se estrenaba con muy buen resultado en esto de carreras por montaña y punto y a aparte los geniales padres de Sergio que aguantaron las horas de calor y espera ahí con nosotros.

Un día entrañable aunque la verdad, siendo el día de la madre, podrían haberlo agilizado todo un poco. No llegue a casa hasta las 15:30 y con la familia más que mosqueada. Teniendo en cuenta que a las 11 de la mañana habíamos acabado de correr...

En fin, otra carrera para el recuerdo. Volveré porque el entorno, la compañía y la experiencia es para no olvidarse nunca.

Hasta la semana que viene que está la gran trail picos de Europa (gtpe, versión de 35kms).

lunes, 23 de abril de 2018

22 de abril del 2018 - Aloñako Igoera


Por fin he podido correr esta carrera. Lleva años diciéndome mi amigo Vreda que teníamos que ir a correrla. El ya la ha corrido en unas 12 ediciones y sabe bien de su dureza y belleza. Sobre todo tras nuestro paso Zegama-Aizkorri que nos encantó a los dos y a donde anualmente nos apuntamos al sorteo sin demasiado éxito.

Esta prueba recuerda mucho a la de Zegama aunque mucho más corta (esta tiene 22.5kms y unos 1900 de desnivel positivo).
Barro, mucho verde sobre el que se pisa, piedras y subidas largas donde hay que ir combinando andar rápido y correr.





Carrera y este año perteneciente a la copa de Euskadi con mucho nivel entre los participantes.
Este año mucho calor pero en general muy bien. Poco poco barro cuando en otras ediciones se hartan de pisarlo me dicen.

La carrera sale de la plaza del ayuntamiento, nosotros
nos quedamos a dormir en casa de una amiga de Vreda, Jaione. La casa estaba como a 100 metros de la salida. Mejor imposible.

Un fuerte abrazo a Jaione y agradecerla de nuevo mil veces el dejarnos quedar allí a dormir y ser tan fantástica con nosotros. La verdad es que nos reímos un montón juntos y la experiencia ha sido fantástica.

El día de la prueba a las 08:00 vamos a por el dorsal, yo me había levantado a las 07:00 a comer arroz que me había llevado desde Madrid, aunque luego me eche un rato. Tras recoger el dorsal volvemos a la casa a cambiarnos y tomarnos un café recién hecho.


Vreda y yo bajamos a calentar un poco y a las nueve menos cinco nos colocamos en la salida. Vreda se coloca un poco más atrás y yo bastante adelante. Vreda me ha avisado que al poco de la salida cruzamos un puente empedrado donde se forma el único tapón de la prueba y si hay mala suerte además habrá barro con lo que se puede perder tiempo valioso.

Se da la salida y yo salgo escopeteado a encarar la primera salida del pueblo de unos 100 metros de desnivel positivo en el primer kilómetro de prueba. Sufro pero llego al puente que me ha dicho Vreda. 

No pillo nada de tapón pero al pasar por el empieza la subida y tengo que bajar bastante el ritmo, voy reventado. Tengo la sensación que me adelanta todo el mundo pero naturalmente no es así.


Ya a estas horas mucho calor, promete ser un día de mucho calor y humedad, así será y yo lo sufriré porque mi rendimiento baja mucho con calor.

La subida piano piano (nunca mejor dicho siendo mi compi Vreda profe de justamente este instrumento) pero el objetivo en esta prueba es entrenar bien, no es una carrera objetivo y no quiero perder la semana próxima en recuperar, de hecho la semana previa he entrenado lo mismo que una semana normal, incluyendo salida a la montaña y dos días de series.

Yo suelo combinar mucho el andar y correr pero esta vez voy a correr todo lo que pueda aunque sea un poco más lento. La subida preciosa, primero por un senderito entre mucho bosque y tras el primer avituallamiento por el kilómetro 4 se abre bastante con vistas espectaculares sobre el pueblo Oñati y prados verdes como en los Alpes.



Tomo abundante agua en todos los avituallamientos pero sin pasar de los 30 segundos en ninguno de ellos. Los voluntarios nos lo ponen muy fácil para coger el agua y recoger los vasos que son reaprovechados a continuación. De comer no sé lo que había porque ni lo miré, llevaba yo un par de geles que me tomé en el camino.

Llegamos al kilómetro 8, el pico de Aloña. Ya llevamos 1000 de desnivel positivo y sigo muy vivo, con muchas fuerzas al no haberme exprimido al máximo (solo casi). Increíble la cantidad de gente que corre por delante, no es que yo suela correr con los primeros pero tampoco con 150 personas por delante.

Desde Aloña nos queda ir subiendo y bajando picos. Bajas 100-150 metros (de desnivel) y vuelves a subirlos. Por césped o por rocas enfiladas por crestería y cuerdas, todo depende del pico; Butreaitz, Akaitz, Arrirudín y Artzanburu.
Para llegar a este último hay que ascender 250 positivos por una subida muy verde y con unas vistas simplemente espectaculares.

En cada momento mucho público, no solo senderistas o deportistas que han venido a apoyar a sus compañeros, sino familias enteras con niños o pandillas de amigos que deben haber venido a pasar el día con la tortilla y bota de vino. Los vascos tienen muchas cosas, entre ellas la pasión por la montaña.

Desde Artzanburu que nos ha colocado en el km 13 empieza la bajada hasta meta. Al principio la bajada no es tal sino un falso llano picando un poco hacia abajo por un sendero lleno de raíces y bastantes piedras aunque no demasiado técnico, precioso. Esto con barro debe ser la repera pero hoy está seco y se corre con facilidad.

El falso llano se convierte en zona de bajada entre arboles con mucha hoja, como me recuerda esto a Zegama, que flipe. Bajo bien, voy adelantando a gente con calambres (por el calor) y gente que sube mejor que baja, pero sin arriesgar. Otros tantos me adelantan pero aun así el balance final es a favor mía.

Por debajo de las hojas hay piedras y raíces, una torcedura de tobillo aquí y adiós a la temporada, por eso bajo un poco el ritmo. Nunca encuentro grupo pero más o menos vamos siempre los mismos. 

Cuando se acaban las hojas llegamos a zona d
e piedras donde aprieto un poco más. Las rocas se convierten en asfalto y me pongo a tope, entramos al pueblo y a muerte. El público anima y aplaude y esto te hace sentirte a tope y vas a lo que puedes. Acabo bien pero con ganas ya de acabar porque la prueba ha sido dura.

La entrada a la plaza divino. Mucha gente, plaza preciosa, sol y calor. Una maravilla. El avituallamiento en dos partes. La primera con fruta, yogur y mucha bollería (croissants, galletas de chocolate, etc.). Yo no como nada, no me entra. Con calor se me cierra el estomago. Hay bebida a raudales; agua, acuarios, radler, cerveza, vino... Un poco más tarde pan con chorizo y tortilla. Una pasada. La plaza llena y la gente disfrutando.

La entrega de trofeos en euskera con lo que no sé muy bien quien ganó el que ni en que categorías, pero estuvo entretenido con tanto público y aplausos.

Veo que al final he hecho dos horas y 45 minutos. El tiempo penoso teniendo en cuenta que hay gente que me ha superado con casi dos minutos por kilómetro... simplemente impresionante el nivelazo que hay aquí. A pesar de haber llegado en forma y habiendo controlado bien la carrera he hecho el puesto 114 de unos 280 corredores. Solo felicitar a toda esta gente que corren tan bien. Al ser copa de Euskadi pues ha hecho que han ido gente muy buena y conocedora del terreno.

Mi amigo Vreda acabó en 3 horas y 13 minutos. Para no haber hecho nada de montaña esta temporada creo que ha hecho un carrerón. De hecho me dijo que estaba tan ilusionado por las buenas sensaciones que tuvo a lo largo de toda la carrera que ya está buscando nuevos retos montañeros. Así me gusta Vreda.

Como consejo simplón y si me permite una recomendación decirle que hasta el pico final en el km13 solo le sacaba 14 minutos (ARTZANBURU) y de ahí hasta la meta en el km22.5 le saque en total 27 minutos (13 minutos en 8 km de bajada). Se entiende de estos datos que subió mejor que bajo. A poco que mejore en bajadas le tendré en la chepa en todas las carreras.

Corrí con las Sportiva Ultra Raptor, zapatillas que me encantan, pero corriendo en bajada con cesped humedo y/o barro no me daban mucha confianza la verdad. Van mejor para mi gusto sobre seco en roca o piedra. Creo que las S-Labs o las Sportiva Bushido son mejor elección pero estas últimas me hacen daño en el talón cuando pica mucho para arriba. Creo que estas ultimas de todos modos hubieran sido mejores ya que apenas hubo ese tipo de subidas.

La carrera fantástica, ni un solo metro aburrido, super bien balizado, voluntarios en los pocos puntos donde uno se podía perder, muchos voluntarios en la cresta con las cuerdas, suficientes avituallamientos, publico animando, buen tiempo y vistas simplemente espectaculares.

La recomiendo esta prueba a todo el mundo que le guste correr por montaña. Es dura pero no tan fiera como me la habían pintado. Creo que independientemente del nivel se puede correr y disfrutar aquí. Tampoco está tan lejos de Madrid, apenas 400 kilómetros con buenas carreteras.

Para un madrileño de adopción como soy yo quiero decir que es una verdadera pena que nos entendamos tan mal entre pueblos. Hay mucha revindación en el aire y es un tema continuamente presente. Aun así el trato es exquisito pero te quedas con la espinita de que igual se podría hacer más para estar más unidos. Simplemente un matiz que nada tiene que ver con la carrera ni la organización.

Ahora a seguir entrenando que en dos semanas está la prueba final del circuito 4 desafios en Las Navas del Marqués (Ávila). Si lo hago bien me proclamo campeón de la categoría de veteranos B. SI no sale tan bien a felicitar al que lo consiga, al final la prioridad es disfrutar del running, no de los podios. Más fácil lo tiene Sergio para quedar primero en la categoría veteranos A. Con un poco de suerte subimos los dos al podio, eso sí que molaría.


lunes, 26 de marzo de 2018

25 de marzo del 2018 - Crónica Trail de los Tajos


Crónica trail Cara los Tajos - 25 de marzo del 2018


Primero decir que me encanta esta carrera, lo tiene todo. Organización excelente, recorrido espectacular, terreno muy variado, subidas empinadas y otras largas y corribles, bajadas por senderos, bajadas muy técnicas, público muy animado, muy bien balizado y mucho nivel entre los corredores, sobre todo como en esta edición que la carrera forma parte de la copa de España.

Este año lleva lloviendo en Andalucía desde hace semanas y aunque durante la prueba nos llovió más bien poco el suelo estaba muy mojado. Mucha piedra por todo el recorrido y mayormente todo esté muy resbaladizo. Me imagino que la elite harán los mismos tiempo (3 horitas clavadas) pero  los demás sufriremos un poco más.

Fui con mi padre el viernes hasta Estepona para aprovechar el viaje para estar con mi hermano y su familia. El sábado me acosté a la 01:00, me tenía que levantar a las 05:30 y por medio hubo cambio de hora con lo que perdí una hora de sueño. En definitiva, que dormí unas 3 horitas y poco, no lo ideal pero bueno. De Estepona a Alhaurin el Grande unos 45 minutos, llego pronto y me quedo en el coche 30 minutos durmiendo. Recogida de dorsales, no llueve y no hace frio pero muchos nervios. 

Intento quedar con Granizo para calentar un poco pero al final no se consigue. Aun es casi de noche pero para el arranque de carrera ya será de día.

Los speakers un 10, no se quienes son pero conocen este mundo, según llegan las estrellas de este deporte les van nombrando incluyendo algo de datos sobre ellos, parece que conocen personalmente a muchos de ellos, animan por igual a la selección andaluza que a la vasca o la de Alicante. Un diez, de verdad.

Se da la salida y yo colocado demasiado bien, prácticamente justo detrás de la elite con Zaid Ait Malek al frente. Se da la salida y pronto pica para arriba, yo me hecho a un lado y dejo pasar a mucha gente, la estrategia es hacer una carrera de menos a más. Además no estoy aun para apretar durante 32kms y con este desnivel (2200D+). La semana pasada hice junto a Sergio, Feliz y Granizo 25kms con 1500D+ y acabé totalmente fundido. He estado entrenando asfalto y aunque ya he hecho algunas salidas en montaña esto ya es otra cosa.

Llevo bastones, decisión de la que no me arrepiento en absoluto. Muchas subidas muy duras que se hacen andando, ahí vienen muy bien los bastones. Creo que frenan un poco el ritmo pero sin embargo todo el esfuerzo que haces con los brazos no los haces con las piernas y ya que no voy sobrado de piernas pues me viene muy bien.

Los 10 primeros kilómetros a ritmo, en total unos 1000D+ y con la subida Torretas, aguantando el tipo y sin lanzarme como me piden las piernas, si lo hago sé lo que pasará al final. Me adelanta mucha gente pero me voy quedando con sus rostros :-)
Los siguientes 10 ya me adelantan pocos, la subida a la bola espectacular por las rampas y por belleza. A partir de la Bola (km20) aun queda una bajada fantástica hasta el km22 y luego una subida hasta el 24, de ahí bajada hasta meta aunque con falsos llanos e incluso alguna subidita. No son subidas duras pero rompen por completo la bajada y duelen, final de carrera y lanzados en descenso te viene una rampita y vaya si te acuerdas del que diseño el recorrido :-).

Del 10 al 20 vamos casi todo el tiempo los mismos en el grupo, veo abandonar a dos chicas por mareo, veo un par de chicos andando por esguince de tobillo y un chaval cae de culo pegando un buen grito de dolor, pero no abandona y sigue con nosotros. Muchos abandonos me dicen luego en la ambulancia donde también acabo yo (no antes de llegar a meta claro).

En el 20, a más de 1000 metros de altura me encuentro fuerte, voy con un grupo reducido de chicos y 3 chicas que van las tres competiendo entre sí. De las tres dos llevan ropa de selecciones (una de la andaluza y la otra de la de Alicante). Normalmente estas chicas al final me dejan atrás (son duras y muy experimentadas). Esta vez voy con suficientes fuerzas y en el km 24 nada más comenzamos la bajada me alejo del grupeto tan majo, ganas tenía. Llegamos a mi terreno y además me siento fuerte. 

La bajada me la tomo con ‘relativa’ tranquilidad pero sin pausa, veo que los que van detrás son todos gente que ya he adelantado y creo que les tengo controlados, por delante voy adelantando a mucha gente, algunos pocos de mi misma carrera que seguramente se hayan pasado de ritmo y ahora lo van pagando, pero la mayoría de carreras más cortas (hay otras 2 carreras). Si son de una u de otra se nota porque los que son de otras carreras llevan otro color en el dorsal aparte que deben ser de los últimos y la técnica de bajada en este terreno tan técnico se nota.

A falta de unos 3 kilómetros y ya dejándome ya todo lo que me queda pero sin arriesgar en exceso, no veo a nadie por detrás pero aun puedo adelantar a alguno más. Veo un grupo de gente que esté animando más abajo en la cuesta y levanto la mirada un segundo, en esto que pierdo el control y entre piedras me caigo de panza sin poder hacer mucho al respeto.

Dolor, mucho dolor, pero me levanto y noto que nada está roto, miro para atrás y no veo a nadie. El cabreo por ser tan torpe me hace acelerar y veo como sangre va cayendo de brazos y rodillas. Son rasguños y parece más aparatoso de lo que realmente es.

Llego a meta, me dicen que me duché antes de entrar en la ambulancia, cosa que hago, me ponen betadine por todos los lados y ya a relajarse y disfrutar de una muy buena carrera.

Mirando la clasificación acabé en 4 horas, 14 minutos y 27 segundos, puesto 121 de 462 participantes (se gana en 3 horitas). Granizo hace 4:12:51 al que no veo en todo el recorrido. Granizo me dice que ha visto que acabó quinto en nuestra categoría con lo que yo hice sexto (solo dos chicos acabaron entre nosotros dos, un senior y un vetA).
También veo que el tercer clasificado ha entrado en 4:10:16. Es decir 4 minutos y 11 segundos antes que yo (1.5% más rápido que yo). Creo que eso me coloca a buen nivel y me motiva enormemente a seguir entrenando para conseguir mis metas.

Analizando la prueba los dos pensamos lo mismo, que en el primer tramo el se fue alejando de mi (siempre por delante) y en los últimos diez le fui alcanzado. El sube como un demonio y yo al estar bien en la bajada le gané tiempo. Ya veremos si publican parciales para ver si esto es cierto.

Sea como sea estoy muy contento de mis sensaciones y como supe controlar la carrera. La sensación es que se me hizo corta y que si tuviera otros 5 kilómetros igual hubiera mejorado algún puesto. 

Pienso que esta es la mejor forma de acabar una prueba, de menos a más y acabando con buenas sensaciones.

Tras dormir poco, la carrera y todo lo demás 6 horitas de coche a Madrid donde mayormente nos estuvo lloviendo…  reeeventado pero feliz. Por suerte se vino mi padre conmigo quien me estuvo entreteniendo todo el viaje para que no me quedara dormido (llevaba yo el coche).

Ahora a entrenar duro y seguir competiendo en las próximas semanas, me queda un buen calendario por delante; Castellón, Guipúzcoa, Picos de Europa, Zugspitze en los Alpes, completar la última prueba del circuito 4 desafios en Navas, Tres refugios,...

miércoles, 14 de marzo de 2018

Trail Ruta de las Dehesas - 11 de marzo del 2018



Otra prueba del circuito 4 desafíos, esta vez en Colmenar del Arroyo. 21kms con 430 de desnivel positivo.

Mayormente se corre en falsos llanos sobre pista o sendero ancho, por prados entre vacas y mucho espacio para correr rápido. Hay dos pequeñas subidas de unos 100 metros positivos, una sobre el km4 y la otra sobre el km18.

No hay una sola piedra y la dificultad es nula. Aun así es un buen entreno al igual que las otras pruebas de este circuito. Además es una forma estupenda para los que se están iniciando en carreras por montaña para ir cogiéndole el gustillo. A mí me viene bien ahora en pretemporada de montaña para coger fuerza cara a las pruebas de montaña que vienen próximamente.


Esta prueba coincide con la del Mataelpino que es copa de Madrid y por lo tanto mucha gente correrá en esa prueba (misma distancia pero con 1400D+).

Es la tercera prueba que hago del circuito y el objetivo claramente es ganar en mi categoría, aunque si eso sucede o no depende mucho de los que vengan a correr. Obviamente hay mucha gente mejor que yo pero uno compite con los que participan como siempre.

La noche anterior y a primera hora de la mañana llueve mucho y es un motivo más para que algunos no acudan a la prueba, una pena por ellos porque a la hora de la prueba no llueve e incluso sale el sol de vez en cuando. En general nos hace una estupenda mañana sin lluvia, si con viento y con el suelo muy mojado aunque nada exagerado.

Calentando me encuentro con Bernard, un crack, socio de los Hurones y juntos calentamos un poco. Yo le voy poniendo la zancadilla ya que es de mi misma categoría y me lo quiero cargar antes de empezar :-)

Nos colocamos en la salida y aquí es fácil colocarse bien, la mayoría prefiere irse un poco más atrás.

Salimos junto a los que hacen el recorrido corto (11kms creo). Una vez que dan el pistoletazo de salida intento irme muy adelante para ver si veo algún viejuno como yo, no lo veo ahí adelante con lo que dejo escapar a los primeros y me coloco sobre el puesto 13. Los 2 primeros kilómetros el grupo no se separa demasiado y vamos todos casi juntos.

Al rato adelanto a un chico que se queda un poco descolgado y ates de comenzar a subir a la primera subida adelanto a dos más y me coloco décimo (sumando los del recorrido corto y largo). Llega la subida y veo que las piernas no están bien. Decido frenar para tener fuelle al final, al tran tran me adelantan los dos que había dejado atrás. Ellos luego irían juntos casi todo el rato.

A partir de ahí me centro en hacer mi carrera sin mirar mucho adelante ya que no hay ninguno de mi categoría. Miro más hacia atrás para mantener mi puesto. Al menos la mitad de los que van delante son de otra carrera y de los que quedan todos son más jóvenes.

La carrera discurre sin muchas novedades, voy viendo los de adelante y por detrás un desierto, no fuerzo más de lo necesario.

Hay algún kilómetro a media carrera que me duele, son en subida leve y con mucho viento en contra, además me desespero porque no tengo fuerzas de alcanzar a nadie.

Sobre el km15 voy teniendo mejores sensaciones por delante tengo muy cerca a los dos chicos (los que me adelantaron), me propongo ir a por ellos y unirme a su mini grupo. Cosa que no consigo, en las cuestas (muy leves pero alguna rampita) tengo que echar a andar, en los llanos corro varios kilómetros a 4 el mil e incluso por debajo pero como no hay nada técnico pues es el ritmo que llevamos los tres.

La última subida esta por el km18, decido acercarme a los dos chavales un poco antes de coronar con el fin de poderles pillar en la bajada esperando que la bajada sea algo técnica y que a ellos se les de peor que a mí.

Veo que ellos llevan el mismo ritmo que yo y la distancia parece mantenerse... puedo optar por mantenerme ya que el puesto esta asegurado pero por mis muertos que tengo que alcanzarles, ya que no existe dificultad tiro de ritmo, quedan tres kilómetros y pienso que es una de las infinitas series de esa distancia que he hecho este último año pero en cuesta abajo y con premio si lo consigo. Al poco rato llega la recompensa a medias y adelanto a uno y le paso, el otro se ha ido y aunque le vea a distancia entrar en meta no consigo alcanzarle.

La llegada a meta es en bajada y llegamos todos, entre las ganas de acabar y los aplausos del público, apretando los dientes como si estamos huyendo de una manada de leones.

En la meta estaban esperándome Carolina y mi padre. No iban a venir pero finalmente se animaron a hacerme una visita. Un beso muy fuerte a ambos, gracias mil.

Al final primero de mi categoría y sexto de la general a solo seis minutos del ganador (yo 1:37:xx).  Muy poco detrás de mi Pablo Pascual al que no había visto en la salida y al poco rato entra Bernard.

En esta prueba la clasificación estuvo más apretada. El segundo de mi categoría entró solo un par de minutos detrás mío y el tercero un par de minutos detrás del segundo.
En cuanto más nivel más divertido y más grande es la satisfacción si se consigue la victoria.

En general no tuve buenas sensaciones, el día antes había estado trabajando en la casa de Segovia y 4 horas de viaje entre ida y vuelta. No sé si fue eso u otra cosa pero no estaba yo fino ese día.

En este circuito, hasta ahora llevo dos primeros puestos y un segundo (detrás de Félix Alonso). 


Espero hacerlo bien en la última prueba del circuito en Navas y proclamarme campeón del circuito en categoría superviejunos - vetB (más de 50 años). No es que importe mucho, pero hace ilusión ya que estamos.

Con un poco de Suerte Sergio Perez se proclamara ganador en categoría de M40 y yo en M50.
Si esto no ocurre no pasa nada, la cosa es entrenar, competir y disfrutar de nuestro deporte.

La organización muy bien, la caldereta de después buenísima y además era para todos, tanto corredores como amigos invitados.

Saludos.

lunes, 22 de enero de 2018

21 de enero del 2018 - Trail de la Fabada


Otra prueba concluida y además contento con la experiencia. Es la tercera prueba del circuito 4 desafíos, esta vez en navalagamella, el trail de la fabada. 25kms con 525 metros de desnivel positivo. 

Esta más rompe piernas que el trail del Cobre en Villanueva del Pardillo.




Hasta los 20kms los llevo bien teniendo en cuenta que estoy preparando los 10 kilómetros de Laredo. Después del 20 sabía que lo iba a pasar mal.

Un aliciente especial es que viene un amigo que se que me va a ganar en mi categoría, el archiconocido Félix Alonso Garcia.

A primera hora fresquito y mucho viento pero sobre las 09:30 cambia el tiempo radicalmente, sale el sol, las temperaturas suben y el viento desaparece. A las 10:00 clavadas se da la salida y me pego a Félix. Por delante Sergio que ya en el primer kilómetro se nos va fuera de vista.

La carrera empieza con una rampa de aúpa donde yo ya tengo que andar aunque sea a buen paso. Los primeros 12kms tienden a bajar aunque de forma muy rompe piernas (sube-baja pero en bajada). En el 12 cambia la cosa a tender a subir.

En los primeros 20 kilómetros voy bien y en los pocos llanos voy muy bien, las subidas, aun cortas y no demasiado pronunciadas, me cuestan y en muchas tengo que intercalar correr y andar perdiendo así bastante tiempo. Como en llano voy bien recupero lo perdido respeto al grupo relativamente rápido.

En el kilómetro 22 Félix aumenta el ritmo un poco y yo ya no le puedo seguir. Le deseo suerte y me quedo con otro corredor que fue con nosotros mucho tiempo. Tras 1 kilómetro ya pensando en simplemente aguantar el puesto (no viene nadie por detrás) me enchufo de nuevo a la carrera y aun muy cansado sigo subiendo a buen ritmo. A falta de unos 500-600 metros de meta hacemos bajada hasta meta aprieto todo lo que puedo bajando a muerte a ver si puedo pillar a alguien que tengo por delante. Lo malo es que es poca distancia y además todos apretamos ante el calor de los ánimos del público. Todos queremos hacer una bonita entrada y apretamos como si de una serie de 500 metros se tratara.

Félix, Sergio y yo
Al final 2:01:xx, puesto 12 de la general, segundo de mi categoría. A solo un minuto de Félix que acabó octavo de la general y primero de nuestra categoría (4 runners en menos de 1 minuto de diferencia).

Sergio, de otra galaxia, entra en 1:52:00, cuarto puesto de la general y primer veterano entre 40 y 50 años, además a escasos segundos del segundo y tercer clasificado.

Yo creo que podría haber hecho algo más, sobre todo haber llevado y no parar en los avituallamientos, haber corrido un poco más en los llanos, pero muy contento del poco tiempo que me ha sacado Félix, que para mí es un ídolo a seguir. La distancia con Sergio, unos 9 minutos, también me parecen dentro de lo normal y que me dice que voy por el buen camino en los entrenos. No olvidar que mi día a día ahora mismo son series en llano (cortas y largas), rodajes de 10-14kms a ritmo controlado y gym, de montaña nada.


Del circuito 4 trails decir ya he corrido 2 de las 4 pruebas que hay que hacer como mínimo. La del Cobre donde gané en mi categoría (octavo de la general) y este segundo puesto. Intentaré correr otras dos a ver si puedo llevarme un podio al circuito. La próxima es en Valdemorillo en febrero - trail del Cocido. Espero haber podido entrenar bien para entonces y dar de nuevo guerra a la gente.