lunes, 4 de diciembre de 2017

3 de diciembre del 2017 - Ruta del Cobre - Villanueva del Pardillo






Ayer corrí y con buenas sensaciones. Hacía tiempo desde la última vez.
Estuve en la segunda prueba del circuito 4 desafíos, la ruta del Cobre en Villanueva del Pardillo. 20 kilómetros con 525D+. 

Mayormente pisteo pero también una que otra pista superchula.

Son carreras para iniciarse en esto del trail running y que vienen bien para fortalecer las piernas ahora en época de ir cogiendo ritmo y fuerza. En la prueba apenas hay un llano, todo son leves subidas y bajadas aparte de alguna que otra subida un poco más fuerte, la verdad es que deja correr mucho. 

Dificultad técnica ninguna, pero si hay un ambiente más de montaña que de asfalto.
Salimos a las 10:00am y aunque hiciera frío el sol calentaba bien. Unos 8-9 grados me imagino que habría.

Me coloco con Sergio y Javi (Hurones) de los primeros. No cuesta nada tomar buena posición porque parece que casi nadie quiere colocarse en las primeras filas. Dan el pistoletazo y tomamos la salida. 

Javi se coloca el primero y Sergio y yo un poco más atrás. En total íbamos en un grupo unos 8-9 corredores. Sergio me frena y me dice de esperar a la primera subida que está como a dos kilómetros de la salida. Hasta la subida todo es leve cuesta abajo, el ritmo por 3'50" el mil pero se hace muy fácil.

Javi se pega el gustazo de hacer el primer kilómetro siendo el primero, tras eso abandona el primer puesto y se frena su ritmo para reservar. Sergio y yo seguimos entre los primero hasta comenzar la subida. Yo tengo que bajar el ritmo y de hecho me echo a andar por momentos en la dura subida.

Sergio al tran tran va desapareciendo hacia adelante perdiéndole de vista poco después. Sé que esta primera subida es la más pronunciada de todas y aun no he entrado en calor, prefiero reservarme. Varios corredores me adelantan con suma facilidad.

Una vez pasada la rampa de unos 400 metros giramos a la derecha (estamos sobre el km 3.5) y hasta el km 6 hay cuesta abajo. Poco a poco voy incrementado el ritmo y me voy encontrando ya mejor. En el km6 está el primer avituallamiento y bebo un vaso de agua. Llevo a dos corredores justo detrás y me detengo poco para no perder la posición. Llaneamos por un sendero y encaramos una subida hasta el km9.
Al principio de la subida vuelven las malas sensaciones pero poco a poco me voy encontrando mejor y me alejo de los que van por detrás amenazando mi posición. Veo a dos corredores por delante que entre ellos hay unos cientos de metros y me propongo marcarme el objetivo de alcanzarles poco a poco. Esto parece fácil pero en carrera es difícil. Llevo la ventaja de verles y ellos a mí no. Cada vez me siento mejor y poco a poco les pillo a ambos.

Ya vamos por el km 13 cuando pillo al último de los dos. Un falso llano en pista donde el kilómetro me sale a 3'50". En el km14.5 empezamos a bajar y me siento bien. No voy a tope porque interesa el puesto, no el tiempo. Me mantengo a unos 100 metros de ellos sin forzar demasiado. Sin embargo al que va detrás le escucho y va forzando.
Una vez abajo es un llaneo en pista que pica para arriba hasta meta. Se me acercan un pelín y a falta de kilómetro y medio es cuando cambio de ritmo y aprovecho las sesiones de series en pista. 

Sé que es difícil que nadie me pille con las fuerzas que tengo y pudiendo ir a ritmos por debajo de 4' en leve subida. Voy feliz con muchos ánimos disfrutando de los últimos metros de la prueba. Si la prueba llega a tener 5 kilómetros más seguro que alcanzo  alguno más. Esto no sé si sería realista pero acabar una prueba con estas sensaciones es la repera, lo echaba en falta.

Llego a meta en aprox. 1:28 y me encuentro a Sergio. Dice que ha entrado segundo de la general a solo 2 minutos del primero. Yo calculo que habré entrado sobre el 12 pero Sergio me dice que soy el octavo, finalmente se confirma esta posición. Lo que me hace realmente feliz es que Sergio solo me ha sacado 5 minutos habiendo hecho el una muy buena carrera y el vencedor solo me ha sacado 7 minutillos.

La prueba poco técnica pero tiene mucho encanto. Los voluntarios fantásticos y todo muy bien balizado. Estas pruebas sin lugar a duda crean mucha afición. El día, con sol y frio, fantástico para mí que odia correr con calor. Como única pega que para los 18euros que vale la prueba la verdad es que dan poco. En mi caso me llevo un pedazo de trofeo pero la mayoría solo se lleva un perrito caliente y poco más. El que quiere una camiseta debe poner otros 5euros…

Muy muy contento con mi rendimiento y muy contento por haber sabido leer la carrera y dosificarme cuando aún estaba frío. Acabar fuerte es el objetivo y así ha sido.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

12 de Noviembre del 2017 - Derbi de las aficiones

Derbi de las aficiones.

Una vez concluida una penosa temporada de montaña donde mayormente he estado lesionado, toca pensar en el asfalto. 

Desde hace unos años ha sido lo mismo; a partir de octubre y hasta diciembre preparar distancias hasta diez kilómetros, luego la media de Getafe en enero y en febrero la maratón de Sevilla.

Este año la verdad es que la situación ha cambiado en casa (dispongo por el momento de menos tiempo) y no tengo garantías de poder hacer un buen entreno cara al maratón. Por ello he pensado que me quedo en la distancia de los diez kilómetros hasta nuevamente volver a la montaña. Igual finalizo la temporada con los diez kilómetros de Laredo en marzo.

El domingo pasado, día 12 de Noviembre, participé a mi primer diez mil del año, el Derbi de las aficiones. Pilla bien en fechas para saber el estado de forma. Además me han dicho que hay buen ambiente, es muy favorable y además con esta prueba se acredita marca cara a la San Silvestre Vallecana.

El objetivo es simplemente bajar de 38 minutos para acreditar la marca y además ver el estado de forma en el que me encuentro ahora (en asfalto) para planificar a temporada cara a ello. Voy con nervios porque hace mucho que no compito en esta distancia y no sé como estoy de forma. Sin tener ni idea del estado de forma es complicado saber a qué ritmo salir.

El día de la prueba quedo con Pasitos de Boadilla y juntos vamos en transporte público (de Colonia Jardín hasta Santiago Bernabéu). Entregamos la bolsa en el ropero y vamos al punto de encuentro con un amigo del trabajo, Guille, que tiene que entregarme mi dorsal. Habíamos quedado  las 08:30 pero Guille se retrasa y no nos vemos hasta casi menos diez (cosas que pasan). De todos gracial mil a Guille que ha ido a recoger mi dorsal y bolsa del corredor. Al menos hemos aprovechado para calentar.

A la misma hora también había quedado con el duo Mariete y Edu, pero estos tampoco aparecieron por retrasos varios. Es complicado quedar en Madrid con tanto runner suelto :-)

Pasitos y yo nos vamos a colocarnos y este elige la entrada de los colchoneros, a mi me entra el miedo por ser merengue y le digo que me tengo que colocar al otro lado. El me dice que eso da igual pero esto ya no lo llego a oír porque con los nervios ya he salido a toda pastilla a cruzar la calle y colocarme en mi sitio.

Vamos, que me coloco a falta de solo 4-5 minutos y fatal. Muy atrás. Dan el pistoletazo y me tiro 16 segundos (es lo que me descuentan entre tiempo bruto y neto) hasta llegar a la salida y luego a andar... que más decir de gente que se coloca adelante y cuya intención es simplemente acabar la prueba :-(

Me quedo como a cien metros del último globo de 38 minutos. Me toca hacer lo que suele ocurrir para adelantar a mucha gente,  quiebros, cambios de ritmo, empujones, etc. Todo esto en salida en cuesta arriba. Pierdo mucho tiempo y energía. Una vez que llegamos arriba ya puedo correr a mi ritmo. Poco a poco alcanzo el primer globo de 38 minutos, el del globo rojo, le adelanto y me acerco al globo blanco. Unos chicos comentan que el ritmo es muy alto y viendo los tiempos de paso del km.5 comentan que si siguen así van a bajar de 37 minutos.

Una vez corriendo con el globo blanco veo a Pasitos que va justo por delante. Lleva buen y constante ritmo. Paso el globo blanco con el fin de alcanzarle cuando damos un giro a la derecha y empieza una subida cabrona aprox. en el km.6. Yo llego fundido y tengo que bajar el ritmo, Pasitos desaparece por delante y ya no le vuelvo a ver.

La subida es corta pero dura. Una vez arriba, me rompe por completo el ritmo. En la carrera de San Gerónimo, me recupero y tomo ritmo. Me encuentro bien pero decido mantener un ritmo cómodo hasta la meta donde cruzo en tiempo neto 37 minutos y 19 segundos.
Carrera con ambiente muy festivo, bien organizada. Cajones por tiempos aunque sin necesidad de acreditar (los cajones algo ayudan). Una pena que la gente pasa de entender que lo mejor es colocarse donde le corresponde según sus objetivos, pero esto siempre es así. Muchos empujones de inicio y vi alguna que otra caída.

Carrera muy favorable. Hay tres subidas que joden pero el resto es cuesta abajo.

He bajado de 38 minutos que era el objetivo y ahora me quedan 5 semanas hasta la próxima prueba, tiempo que usaré para entrenar bien, pero al ser tan favorable la carrera debería haber hecho mejor tiempo, en parte lo culpo a la penosa salida que tuve. Habiendo salido bien junto a Pasitos estoy convencido de haber bajado e 37 minutos, pero eso son especulaciones. En una prueba normal no habría bajado de 37 minutos en estas fechas, pero el derbi de las aficiones no es una prueba normal, excepto tres subidas jodidas, el resto es mayormente cuesta abajo.


Guille bajo su marca en casi 5 minutos. Pasitos llego a meta 9 segundos antes que yo. Mariete hizo 34 minutos y algo y Edu justo por encima de las 35'. Buena mañana deportiva.

Repetiré.

lunes, 30 de octubre de 2017

28 de octubre del 2017 - Ultra trail de Monduber













El sábado corrí la Moduber trail,

66kms y 3400 de desnivel positivo y otros tantos negativos.
Había dos motivos para hacerla. La primera porque la prueba se celebra muy cerquita de Gandía, en el pico de Monduber que es donde yo suelo entrenar cuando estoy por allí. Hasta este año la ultra era superior a 80 kilómetros y francamente pienso que son muchos kilómetros para la sierra que hay allí.
Este año la han bajado a 66 kilómetros y aunque son muchos es algo más razonable.
El segundo motivo son los 4 puntos itra que dan y de los que ando escasos.
El objetivo era simplemente acabar, disfrutar del recorrido y llevarme una buena experiencia.
Estoy ahora mismo preparando carreras de 10 kilómetros en asfalto y excepto hace 15 días que subí a la montaña una vez no había pisado montaña desde principios de agosto que fui a correr el cto. de España por clubs en Vistabella (donde me lesione y estuve 7 semanas sin calzarme unas zapatillas de correr).

El viernes día 27 después del trabajo me fui en coche (solo) a Gandía, pasé por casa a dejar la bolsa y a continuación a Xeraco a recoger la bolsa del corredor junto al dorsal. Buen ambiente y este ambiente deportivo me motiva al 100%. Tras recoger el material vuelvo a Gandía donde compro cena y desayuno (para desayunar una paellita :-)).

Un paseíto por la playa para descargar las piernas tras el viaje y luego a dormir. Me levanto a las 03:30am, me como la paella y me vuelvo a meter en la cama hasta poco antes de las 05:00. Me visto y como lo tengo todo ya listo para la carrera tomo carretera a Xeraco donde llego 5 minutos más tarde.

La carrera sale a las 06:10 y como es normal sigue siendo de noche. La carrera da comienzo y yo me quedo más o menos a mitad del pelotón. El ritmo es bastante alto y me sorprende (como siempre) pero decido seguir un poco así. Tras un par de kilómetros tomamos ya montaña y a la primera de cambio nos perdemos. Por suerte era de los últimos del grupo y me toca retroceder menos que los que iban por delante. La verdad es que las balizas brillan por su ausencia en casi todo el recorrido, cosa que hace que haya que ir muy atentos. A priori eso no me molesta y casi lo prefiero a las carreras donde balizan cada 10 metros. Lo que no me gusta es que no marquen cuando te cambian de senda o cuando hay un cruce y no sabes por donde seguir.

En el kilómetro 8 aprox, por Xeresa y antes del avituallamiento del km9.5 me encuentro con un chaval con ganas de hablar. Vamos al mismo ritmo y parece un chico supermajo y un poco a propósito nos esperamos en el avituallamiento. Correr con alguien de noche siempre es mejor que correr solo.

Pasan los kilómetros, amanece y seguimos juntos. Ninguno de los dos tenemos objetivo excepto disfrutar de la prueba y acabarla con lo que decidimos seguir unidos. Un acierto total ya que nos pudimos ayudar mutuamente durante la prueba. El ritmo que nos marcamos era para intentar acabar antes de anochecer y eso lo veíamos bastante posible sin necesidad de llevar nuestros cuerpos al límite. Ambos tenemos que seguir con nuestros entrenamientos la semana siguiente y se trataba de llegar a meta lo más enteros posibles.

Capitan - Capi, de Tavernes de Valldigna, y yo fuimos juntos todo el camino. Al tran-tran y partiendo de posiciones muy atrasadas fuimos cogiendo a gente durante todo el recorrido. Solo nos adelantó un chico al final pero a este le pudimos alcanzar en los últimos kilómetros de carrera.

El recorrido muy rompe piernas, constantes subidas y bajadas, mucho matorral que dejaban la piel a flor de piel (y eso que llevaba compresivas justo para esto). Mucha zona que costaba correr por las piedras. Eche en falta un poco más de variedad en el terreno, Todas las subidas cortas pero pronunciadas, las bajadas entre piedras con mucho arbusto cerrado. Carrera muy de andar rápido sin descanso.

Calor, ufffff, a primeras horas no tanto pero mucha humedad. Luego se corre por sombra y se va bien, pero a partir de medio día un calor... chorreaba sudor. La organización monto unos cuantos avituallamientos de más porque realmente era necesario. Sude como pocas veces. El calor se me da muy mal y era lo que más temía. Me hidrate bien, llevé gorra todo el camino y Capi conocía las pocas fuentes que había por el camino. Mucho beber y mucho mojarse la cabeza con agua para refrescar.

A falta de 14 kilómetros nos encontramos con un chico sentado en una piedra. Capi le pregunta si está bien y este contesta en inglés no hablar Español. Yo le pregunto en inglés y me dice que esta baldado, que no se esperaba que fuera tan duro y que se ha sentado para recuperar un poco. Tras unos instantes de descanso le animamos a venirse con nosotros y le pregunto de donde es. Me dice que de Suecia... Qué posibilidades hay de que el único Sueco de la prueba se encuentre con el único Español que habla Sueco (no creo que muchos más hablaran Sueco)? Increíble. El sueco nos siguió un par de kilómetros pero decidió ir por su cuenta un poco más despacio para aguantar hasta el final.

A falta de 8 kilómetros le digo a Capi que se acabo el reservar y que ahora tocaba tirar de orgullo. Aumento la velocidad al subir por la cuesta del paso del burro (2 kilómetros de subida) y Capi aun cansado me sigue el ritmo sin demasiada dificultad. La bajada la hacemos de vértigo. Yo ya suelto lo que me queda y me lanzo a tope como me gusta hacer al final de las pruebas. Capi es mucho más ultrero que yo y me dice que no suele hacer estas cosas ya que nunca se sabe si al final alargan o no y que en ultra no se suele hacer. Sea como sea se lanza y los dos disfrutamos como enanos esta última bajada.

Dos kilómetros de asfalto quedan y le insisto a Capi de mantener el ritmo. Con esfuerzo pero con mucha ilusión nos salen los kilómetros a 4'30" y disfrutando por poder acabar con tan buenas sensaciones.

Llegamos a meta casi al sprint y nos damos un fuerte abrazo. Quedamos en darnos una ducha y comernos una merecida paella que nos corresponde como participantes de la prueba. Llego al coche y se me ha olvidado llevarme ropa de recambio. Decido irme a Gandía a ducharme y volver...

En casa me meto el la piscina para enfriar las piernas, subo a casa a ducharme y me entra el bajón. 
Estoy muerto. No puedo volver a Xeraco. Me doy un paseo a mi pizzería favorita, Etna, me como la mitad de la pizza ya que no me entra más y me vuelvo a casa a dormir. 9 horas más tarde me despierto muy entero, me doy un paseo hasta el final de la playa descalzo y a continuación recojo mis cosas y me vuelvo a Madrid donde me espera la familia.

La carrera no está mal. Me encantó recorrer las mismas sendas que suelo hacer en solitario cuando voy a Gandía, me encantó correr para disfrutar sin ir al límite, me encantó correr con Capitan, primero por pasármelo genial con el y como el conocía a absolutamente todo el mundo, estos  nos animaban como a los que más. Durante tantas horas nos pudimos contar muchas cosas y pudimos disfrutar de lo que nos une a ambos que son las montañas. Capi se conocía cada subida, cada bajada, cada roca que sobresalía, el mote de cada senda, el detalle que cada pueblo que pasamos...

Por suerte nos teníamos el uno al otro para hablar porque en la inmensa mayoría del tiempo estuvimos siempre solos. Ni un solo corredor por delante no por detrás.

En cuanto a la carrera eché en falta un poco más de variedad y además para hacer tantos kilómetros hay que dar muchas vueltas por los mismos sitios. A Monduber solo subimos una vez pero toda la carrera da vueltas a las faldas de esta continuamente. No hubo apenas kilómetros de asfalto ni de pista, eso es de agradecer. Los avituallamientos planificados a mí entender insuficientes para el calor que hacía pero como habían colocado unos cuantos más no hubo problema alguno.

Eche de menos un poco de balizaje pero en general bastante bien. Un 10 a todos los voluntarios, eran escasos pero de verdad, un encanto de gente que anima y anima y ayudan en todo lo que pueden. Solo comí bocadillos y geles que yo mismo llevé pero en los avituallamientos había de todo (bocadillos, bollería, chuches, barritas energéticas, coca cola, acuarios, etc.)

No creo que la volveré a correr pero animo a todo el mundo a conocerla. Monduber está a 842 metros por encima del nivel del mar y no parece demasiado pero en verano más de una vez he tenido que bajar sin coronar ya que realmente tiene su aquel. Subimos por la crestería que es lo espectacular con vistas al mar y hay zonas realmente montañeras y espectaculares. En general montaña muy del mediterráneo.

Ni el puesto ni el tiempo final es de presumir pero pensando en el objetivo creo que no está nada mal. Hoy es lunes y tengo las piernas perfectas. Un par de días de descanso y vuelta a los entrenos.
136 participantes que tomaron la salida, llegados a meta 101 (35 abandonos, seguramente por el calor). Puesto final 53 y Capitan 52 con el mismo tiempo. Se ganó en 8 horas peladas. Nosotros le dedicamos 12 horas y 38 minutos. Había previsto unas 14 horas para llegar antes de anochecer.

Solo 4 super héroes bajaron de 9 horas y solo ocho más por debajo de 10 horas. Estoy muy contento con ser finisher ya que ha sido una prueba francamente durilla sobre todo teniendo en cuenta el calor.

La próxima en 15 días en el derbi de las aficiones. 10kilómetros entre el Bernabeu y el Calderon. Casi lo mismo J

martes, 13 de junio de 2017

11 de junio del 2017 - Maratón Alpino Madrileño

Otra edición más, ya van 4 (2012, 2013, 2015 y 2017).




Este año hacía un calor fuera de lo normal. Tenemos una ola de calor con temperaturas que rondan los 38ºC. Ya he comentado en alguna ocasión que el calor y yo no somos compatibles. Sabía que tendría que correr más lento e hidratarme mucho más que en otras ediciones. Fundamental también echarme agua en la cabeza para bajar la temperatura corporal.

Al haber entrenado algo menos que otros años llego un poco más flojo pero aun así me encuentro bien. De hecho suelo llegar al mam algo saturado de entrenos y este año llego con muchas ganas y con la sensación de poder haber entrenado más (esto me suele venir bien).

Vengo de un 2016 con poca constancia de entrenos (sobre todo debido al fallecimiento de mi querida madre que en paz descanse) y este año cuando más necesitaba hacer tiradas largas me pilló una bronquitis (hace escasas 3 semanas) que me mantuvo fuera de los entrenos 2 semanas y tomando antibióticos. Salidas de 2 horas a dos horas y media he hecho unas cuantas pero solo una salida de más de 4 horas cuando en otros años lo normal era haber hecho al menos 4-5 salidas entre 4 y 6 horas.

He competido en Valdemorillo  (17kms quiero recordar) y luego en la Tactika trail de San Lorenzo (19kms) donde tuve una insolación al acabar por el calor (y no hacía nada parecido a lo que hizo ayer en el mam).

Teniendo en cuenta el calor mi plan era acabar en 6 horas y así me marqué los tiempos de paso pintados en el brazo. Además en el mam la categoría veteranos B comienza a partir de los 51 años con lo que no existe ninguna posibilidad de hacer podio al estar de nuevo en veteranos A. Entre el calor y esto hace que tampoco me preocupe demasiado el tiempo final esta vez.

El segundo es Jose Luis
 El plan de salida era engancharme con Félix Alonso y Jose Luis. Deberíamos al menos poder ir juntos hasta Cotos 2 aunque haciéndonos la goma ya que ellos suben mucho mejor que yo mientras que yo me defiendo bien en bajadas aunque donde mejor voy es en tramos de leves sube y bajas (falsos llanos). Sergio está soberbio y sabía que no iba a verle excepto en la salida.





El plan era tomar 2 sales 229ers + 1 gel cada hora, así además lo hice. Agua en cada avituallamiento. Una botella a beber y otra echármela encima del cuerpo. En cada paso por el rio llenaba la gorra de agua y me la echaba encima. La temperatura corporal baja de inmediato y así se hace más llevadero.
Este año la salida se da a las 08:30 en vez de las 08:00. Una pena perder esos valiosos minutos sin tanto calor.

Felix
Salgo con Félix y Jose Luis. Me cuesta seguirles porque todo el inicio hasta bola es de subida con lo que decido dejarles irse. En el primer avituallamiento yo me paro a beber y aprovecho para hacer un pis, así les dejo ir sin más. Rápido recupero el tiempo perdido pero me mantengo a unos 50-100 metros de ellos. Prefiero ir a mi ritmo ya que el objetivo de hoy es sobrevivir y hacer un buen entreno. Si quedan fuerzas al final aprieto.



Voy a lo mío viéndoles por delante hasta coronar Peñalara donde me llevan aproximadamente 1 minuto. Luego ya creo que no les veo.

Para hacer tanto calor he sufrido mucho menos que otros años. Los ritmos son sin lugar a duda más llevaderos y como además voy parando en TODOS los avituallamientos aparte de todos los cruces de rio para llenar la gorra pues hay más descanso. Las paradas en los avituallamientos son mínimos en tiempo ya que es reponer agua y punto. Como la comida la llevo yo (geles) no necesito perder valioso tiempo ahí.

Hasta bola me cuesta más, necesito entrar en calor - con los años cada vez más. Desde bola sueltan las piernas y voy mucho más cómodo y relajado. En cuanto veo que me lanzo me fuerzo a frenar y seguir con mi plan, sé que tengo fuelle para tres horas pero no sé lo que pasará después.

Subo Peñalara tranquilito y la bajada hasta Cotos 2 muy diferente a lo que suelo hacer. Esa bajada es terreno que me gusta y suelo recuperar puestos lanzándome a tumba abierta (dentro de mis capacidades técnicas claro). Sin embargo suelo comenzar la subida por el tubo muy cansado pagando el exceso de la bajada. Esta vez voy más relajado, bebiendo y reservando todo lo que puedo pero sin tocarme los cataplines J.

En Cotos 2 voy bien y los kilómetros que hay hasta llegar al tubo voy mejor que nunca, no fuerzo pero no voy tan cansado. El tubo un infierno, es la subida más dura y el calor es insoportable, aquí es donde se me va casi todo el tiempo, este tramo se me da francamente mal.

Sergio
Entre cabezas y bola viene un tramo que me suele costar para finalm
ente bajar a saco de bola a Cercedilla. Esta vez voy bastante mejor en este tramo hasta bola.
Justo antes de coronar bola y el control de chip vienen 4 chicos y me adelantan con mucha fuerza y me entra un poco de bajón, pero en cuanto coronamos hay un avituallamiento donde ellos tienen que hacer una parada mucho más larga que la mía. Yo repongo agua y me voy a por la bajada que nos espera dejándoles atrás y de hecho ya no les vuelvo a ver. Esto contra resta el bajón de hace escasos minutos. Así es una carrera, a veces subidón y a veces sufriendo donde llegan las malas vibraciones. Lidiar con esto es parte de una carrera larga.

Mis pretensiones son distintas y no
Sergio
necesito sentirme tan agobiado por el tiempo. Voy al trote y cuando pica un poco ando. No obstante en este tramo vamos manteniendo posiciones y vigilando muy de cerca los que van por delante y por detrás. Se acabaron los cálculos de tiempos y ya buscas posición. De hecho cambio la pantalla del reloj de mostrar el tiempo a marcar kilómetros realizados para saber lo que queda. Los kilómetros positivos ya están realizados con lo que solo importa los kilómetros aun por recorrer.

En bola bebo y entre bola y el puerto bajo mucho mejor la senda que en el 2015 donde iba literalmente destrozado (también es verdad que llegue 40’ antes aquí pero con menos calor y también es cierto que en Navacerrada puerto luego estuve 10 minutos esperando para retirarme aunque al final acabe la prueba a falta de medios para que alguien me desplazara a Cercedilla).

Desde el puerto voy bien y aquí se va más protegido del calor ya que se corre entre arboles. Me propongo ir km a km y en cada uno de ellos ir acelerando un poco más para acabar la carrera a tope.

Me veo bien y no sigo mi propio consejo. Adelanto a un chico y me veo fuerte. De repente me suelto y me siento muy bien bajando. Así sigo 5 kilómetros, no veo a nadie y me vengo un poco abajo porque veo que no voy a poder adelantar a nadie. Como no hay nadie por delante y nadie por detrás freno y me conformo con entrar en esta posición. Voy ya tranquilito los últimos kilómetros y entro muy entero.  Justo en la llegada necesito unos segundos para recuperar pero es por el sprint final que hacemos todos al vernos cerca de la línea de llegada.

He sufrido porque son 6 horas de carrera pero mucho más entero muscularmente que en otras ediciones. He sabido entender mis limitaciones y me siento contento con la carrera. Controlar una prueba como el mam no es tarea sencilla y esta vez lo he conseguido. Lejos de mi mejor tiempo pero siendo la prueba ahora más larga y con mucho más calor.

Al final 6:02:33. Puesto 33 de la general, no es para tirar cohetes pero lo hubiera firmado antes de empezar.

Viendo los resultados fui del puesto 45 al 40, pasando al 35, luego el 33 y entre Cabezas y Bola me puse en el 38 (justo aquí es donde me adelantaron los 4 pero fue cuestión de segundos) para luego acabar en el puesto 33.

Habiendo sido vetB, con solo 3 minutos menos (tercer clasificado en vetB hizo 5:59:15) hubiera hecho podio y por eso creo que haber hecho una buena carrera teniendo en cuenta lo mal que lo suelo hacer con calor.

Creo que este es el camino, ser más constante. Dosificarme mucho mejor. Los resultados llegan si el día es el adecuado. En las otras 3 ediciones he hecho bastante mejor marca pero he acabado muy cansado y por tramos sufriendo mucho mucho. En esas ediciones, habiendo sido más constante, sin lugar a duda hubiera hecho mejores tiempos.

Agradecer a Pedro de Paz que estuvo por todo el recorrido animando a todos los corredores.

Datos finales. 50 años recién cumplidos, 73kilos en la báscula y sin apenas haber hecho ningún entreno largo aunque por lo demás he entrenado bastante bien.

Sergio sexto clasificado y tercero de su categoría (vetA) con 5:12:xx). Un crack!

Me encuentro fuerte y esto es solo en comienzo de la temporada. Este año no era el objetivo sino un paso de la preparación. Unos días de descanso y rumbo a los Alpes donde nos esperan unos días de mucho running (de Chamonix a Zermatt en 5 días y 200kms) pasando por los sitios más preciosos de los Alpes.

La organización, liderados por el presi Juanma Agejas, le doy un 10. Avituallamientos cada poco tiempo, voluntarios super enganchados con los corredores. Sé que las organizaciones de las carreras de trail running pasan por malos momentos con todos estos líos que hay con la consejería de medio ambiente y aunque haya tramos nuevos que no me gustan, sé que no depende de los organizadores.




Poco a poco estos temas se irán normalizando y habrá más entendimiento entre los intereses de los deportistas y la consejería. Ellos por otro lado velan por los intereses de la fauna y flora de Guadarrama aunque en mi opinión les falta un poco de empatía con todos los que estamos ahí disfrutando del medio. He vivido mucho años en Suecia donde hay mucho respeto por el medio ambiente y he participado en bastantes carreras en los Alpes, creo que ambos lugares se cuida bastante más la naturaleza y desde hace mucho tiempo, pero sin embargo pasamos por parajes que aquí ahora mismo no lo veo posible.
Este año fui más atrás en el pelotón pero aun así no vi ni un solo residuo de los corredores. Ni un gel, ni el envoltorio de ninguna barrita, etc. Nada de nada.

El año que viene… MAM de nuevo.

lunes, 10 de abril de 2017

9 de abril 2017 - Crónica Tactikatrail San Lorenzo de el Escorial

Mi crónica.

Pues mucha ilusión tenía con esta prueba. Se adapta bastante bien a mí aunque un poco pronto en la temporada. Son subidas y bajadas largas, cosa que me favorece mucho más que circuitos más rompe piernas. Además por zonas que conozco de sobra.
De todos modos, hacer 1400D+ en 19kms tiene lo suyo y yo tanto desnivel no lo he entrenado en mucho tiempo. Este año habré subido 3-4 veces y como mucho he hecho 20kms con 700 de desnivel positivo.

Iba con la idea de hacer una carrera de menos a más. Tranquilito hasta Abantos donde ya habríamos superado la mitad del desnivel positivo de la prueba y de ahí apretar un poco más. Si me planifico bien suelo poder acabar bastante fuerte en estas carreras tan cortas.

En el subconsciente (de forma involuntaria) tenía repetir subir al podio como hice en Valdemorillo. Por los tiempos del 2015 (esta prueba no se celebro en el 2016 por falta de permisos o acuerdo con la consejería de medio ambiente) pensaba que haciéndolo medianamente bien existía esa posibilidad. A la llegada además iban a estar viéndome Carolina y mi padre, cosa que siempre da un extra de fuerza.

La salida se da a las 10:20 y hace mucho calor, al menos para mí. El calor me afecta mucho y prefiero el frío sin lugar a duda. Decido llevar la riñonera con agua para poder ir echándomela en la cabeza de vez en cuando. Llevo 3 geles por si acaso son necesarios.

Salgo bastante atrás ya que voy a salir tranquilo. Decisión errónea veo en cuanto encaramos la subida por una senda donde se hace muy complicado adelantar. Por suerte la hilera de corredores se va separando y además la senda se abre bastante con lo que ya se puede correr a gusto.

La idea es coronar en el minuto 52' (basándome en tiempos de amigos del 2015), llego en 53'38". Voy bien en tiempo y en sensaciones. Lo siguiente es comenzar una bajada del km6 al km8.3 y sé que aquí debo apretar. Así hago y adelanto a unos cuantos. La bajada debería ser fácil pero empiezo ya aquí a notar signos de debilidad. En el descansadero de Malagón comienza una bonita bajada que conozco muy bien hasta la presa del Romeral. Voy bastante bien pero decido no atacar porque estoy sudando mucho y no me encuentro nada bien. Una vez abajo comenzamos la segunda subida importante, esta vez de unos 400D+. No corro en ningún momento, ando a buen ritmo con lo que no solo no me adelanta nadie sino que recupero un par de puestos. Voy muy cansado pero con la ilusión de recuperarme para la bajada final a meta. Me encanta acabar en bajada larga y técnica, sobre todo cuando aun me queda algo de fuerzas (como por ejemplo en el MAM).

Nada más lejos de la realidad. Bajo trotando como puedo, adelantando a mucha gente de la corta, pero también soy adelantado por gente que viene con más fuerzas que yo de mi misma carrera. Llego a meta apretando pero bastante decepcionado por el tiempo: 2:27:28, puesto 67 de la general y 5º de mi categoría. Desde el descansadero de Malagón he perdido mucho tiempo. Mi plan (desde el sofa de casa) era hacer aprox. 2:15-2:17.

Entro bien, saludo a los conocidos pero al rato me tengo que sentar y de ahí tumbarme en el suelo. Estoy mareado y el malestar es importante. Bebo lo que puedo, comer no me entra nada. Es una insolación por la exposición prolongada a los rayos del sol. Recuerdo esto del maratón de Estocolmo. Me quedo por allí un par de horas antes de emprender mi camino a casa. 

A medio camino me entra el sudor y convulsiones y tengo que parar el coche. Vomito todo lo que llevo dentro y me siento un poco mejor. Sigo el camino a casa donde paso toda la tarde bastante fastiado. A última hora ya me encuentro mejor, ceno bien y me meto en la cama a dormir antes de las 22:00.

Me faltan aún entrenos, he subido poco a la montaña. Me falto una gorra para cubrirme un poco del sol y seguramente debí beber más líquido.

En la foto con la cerveza (sin alcohol) pongo buena cara pero me encuentro francamente mal y poco rato después la vomito entera.


No saco muchas más conclusiones. Un par de días de recuperación y luego a seguir entrenando. Lo importante es que me lo pasé bien y a pesar de todo me he divertido con esta prueba que sin lugar a duda volveré a correr.

lunes, 13 de marzo de 2017

12 de marzo 2017 - Carrera por montaña Valdemorillo









Esta prueba celebrada en Valdemorillo es la última del circuito 4 desafíos (http://www.circuito4desafios.com/). La corro porque es en el pueblo donde vive Sergio y va a ir el junto a los Hurones, no porque esté para correr con sube y bajas tras el maratón de Sevilla hace solo 3 semanas.

Según la web la prueba larga consta de 23 kilómetros y 450 de desnivel positivo y otros tantos de baja. No es una prueba de montaña pura porque para eso yo creo que le falta tanto desnivel como dificultad, pero para no haber hecho nada de montaña en serio desde octubre 2015 (Tenerife Blue Trail que además no se celebro) me viene bien para fortalecer un poco las patas cara a esta nueva temporada de trail.

Esta carrera junto a las otras 3 del circuito, sin lugar a duda, se adaptan más al corredor rápido de asfalto que al corredor de montaña. Muestra de ello es que se están ganando estas carreras a ritmos medios por debajo de 4’ el mil.

El sábado 4 de marzo hicimos este recorrido para ver cómo era con lo que ya lo conozco. Se sale en leve subida desde el polideportivo de Valdemorillo para comenzar a bajar tras más o menos un kilómetro. Luego 7-8 kms de bajada para llegar a unos kilómetros más o menos llanos que nos vuelve a llevar a lo que de inicio hemos bajado.

La estrategia es, como subir no lo he entrenado en tiempo, intentar bajar bien al principio y llanear mejor.Al final la subida se me hará dura pero es cuestión de aguantar lo que se pueda sin perder demasiado.

Se da la salida y salgo bastante atrás y controlando mucho. Llegamos a la bajada y voy fresco, me controlo mucho pero voy adelantando a corredores más de asfalto que sin ser esto para nada técnico no están habituados a correr rápido por tierra y algo de piedras. Llegamos al asfalto y aprieto, ritmos de 3'50"- 4' pero en realidad es el que llevamos todos, poco se gana pero hay mucho que perder ya que veo mucha gente atrás.

Una vez que llegamos a los últimos 8-9 kilómetros y el último avituallamiento de los dos que ofrece la organización (por Villanueva de la Cañada) bajo un poco el ritmo y poco después comienza la subida al mortirolo, la cual se me hace eterna con el calor. Al inicio de la subida me pasan dos corredores que van mucho mejor que yo, uno del club de la Pedri y otro con una camiseta luciendo publi de ser bombero. Sufro pero en realidad, sin contar a estos dos, ni se acerca nadie por detrás y por delante solo llevo a un chico al que intento alcanzar una y otra vez. 

Busco ya entrar en esta posición y me relajo un poco, eso sí, mirando mucho para atrás por si se acerca alguien. El que va por delante va cansado pero sabe controlarme. El que se tiene que esforzar por alcanzarle soy yo y cada vez que aprieto un poco y me pongo a su lado, el acelera un poco y me vuelve a dejar a atrás. Así vamos hasta que coronamos y llegamos al último kilómetro que es en leve bajada. Ahí ya cambio de ritmo, tiro de velocidad y le dejo ligeramente atrasado. Cosa que me da un poco de pudor ya que habíamos tenido una 'lucha' muy bonita durante unos cuantos kilómetros e incluso habiendo ido hablando un poco por tramos.








No he hecho un carrerón pero he sabido apretar y usar las fuerzas que tenía de forma adecuada y me ha salido lo que podía dar. Estoy sin fuerzas en las subidas pero lo demás bien, sobre todo con ganas de entrenar montaña esta temporada y mejorar.

Al final un segundo puesto en categoría vetB (puesto 27 de la general). El primer clasificado de mi categoría fue el primero en cruzar la línea de meta de la general, Fantástico. Un vetB (mayor de 50 años) por delante de los vetA (de 40 a 49 años) e incluso ganando a todos los seniors.








Sergio primero de la categoría vetA y quinto de la general, le ha salido un carrerón dosificando muy bien para ir adelantando puestos, sobre todo los últimos kilómetros de subida donde ha subido el mortirolo con un ritmo constante y machacador para sus rivales.














Demasiado calor para mí y viento (que molestaba pero refrescaba). Pero eso es lo que teníamos todos con lo que no me puedo quejar.

Carrera 'de montaña' sin dificultad técnica alguna pero muy bien organizada y para acabar cervecita y cocido. No está mal. Seguro que repito alguna vez.

lunes, 27 de febrero de 2017

19/2/2017 - Maratón de Sevilla 2017

Otro año  más concluido el maratón de Sevilla.

El entreno comenzó en noviembre y debido a temas personales no había entrenado apenas nada desde febrero a noviembre del 2016. Con ese escenario comencé a entrenar cara al maratón de Sevilla 2017.
En diciembre corrí la carrera de las empresas con un resultado digno (ver crónica) y en base a ese resultado me puse a las órdenes de Hector de Majadahonda.
Hector ha cambiado un poco sus métodos de entrenamiento y lo que se hace mucho es meter muchos kilómetros a umbral. En un principio pensó que mi umbral era aprox. 3'40" el mil pero los entrenos se me hacían complicados y para el día siguiente seguía muerto. En fin, que cambiamos y comencé a devorar kilómetros 3'50". Esto también me costaba pero lo he intentado hacer.

La media de Getafe me salió fatal, no tanto por el resultado (ver crónica) como las sensaciones. Una carrera pésima desde el km 1.

Tras Getafe decidí no agobiarme y me plantee correr Sevilla un poco más tranquilo. No había sido capaz de asimilar los entrenos y en un maratón hay que ir bien y confiado de sus posibilidades. Tampoco ayudo mucho que había subido de 72 a 75 kilos.

En fin, que para Sevilla me fui en AVE y la verdad sin demasiadas ganas. La idea era ir junto a Jose pero por motivos personales finalmente no pudo venirse. El tren salió a las 08:00 con lo que hubo que madrugar un poco.

Sergio, Mariete y Mario padre fueron el viernes 17 en coche.

Del AVE me fui a su hotel, de ahi a por el dorsal y de ahi a comer, como siempre a Piemontesa, esta vez el que está situado en la calle Santander, 1. Hasta la fecha el tercero que visitamos y el más bonito sin lugar a duda. La comida (pasta con gambas, ajo y guindilla) exquisita pero no tan buena como el primer año).

En cuanto a la carrera me había memorizado los tiempos de paso para acabar en 2:56:xx, lo que indica 4'09" el kilómetro. Unos 17"-18" más por kilómetro que lo inicialmente pensado.

Cajón de salida sub3 horas, acreditado por la media de Getafe. Por la mañana (a las 07:00am) algo de lluvia y mucho viento. A las 08:30 que es cuando se sale ya ha mejorado considerablemente el tiempo, unos 9 grados y mucho menos viento.
Salgo con malas sensaciones, en el 5 pienso que si abandono seré el primero en hacerlo, me rio y continuo.

Paso el 10 en 41'43" y ya voy cogiendo muchas mejores sensaciones. A partir de ahí voy bastante bien todo el recorrido, por momentos podría haber apretado un poco pero no quiero hacerlo, no sé cómo voy a reaccionar y decido aguantar. Mi último 5mil es el más rápido ya que lo hago en 4'07". El paso de la media es 1:28:24. Son 7 minutos más que el año pasado estando más o menos igual que entonces. El paso del kilómetro 30 es 2:06:04 que igualmente son 7 minutos más que el año pasado.

Me tomo 4 geles, el primero en el kilómetro 10 y luego más o menos cada 7-8 kilómetros. Los llevaba y aunque no tuviera mucha sensación de necesitarlos pues cumplí con el plan y lo hice.
Agua bebí cada 5 kilómetros (aprox. cada 20 minutos), es suficiente. El año pasado cometí el error de beber en cada puesto (cada 2-3 kilómetros) y creo que me pasé.
Al final puesto 526 de la general en el tiempo 02:57:25. Prácticamente el mismo tiempo en las dos mitades aunque con mejores sensaciones la segunda mitad y cuando mejor a partir del kilómetro 28. Desde el kilómetro 33-34 adelanté a MUCHA gente. El globo de 3 horas debió ir cerca pero nunca miré para atrás y no se si estaba cerca o no.

Sigo estando en la categoría M45 pensando que ya iba a estar en M50 (cumplo 50 en mayo).

Sergio, yo, Mariete y un amigo
La marca no es muy buena pero no hay que despreciar un sub3 horas nunca. Podría haber hecho un par de minutos menos o tres, pienso, pero no sabría como hubiera acabado. De este modo disfrute mucho a partir del kilómetro 10 y necesitaba tener esa sensación de controlar la carrera tras Sevilla 2016 y sobre todo Getafe 3 semanas antes. Teniendo en cuenta lo poco que he corrido tras Sevilla 2016 me tengo que dar por satisfecho.

Sergio hico los 30 primeros kilómetros muy bien y luego llego el muro, creo que le pasó lo que me paso a mí el año pasado. Una vez que ves que no vas a hacer el tiempo que pensabas se van las ganas y decides acabar andando ya poco motivado, igual me equivoco.

Mariete fue con Sergio hasta el 30 pero decidido seguir y perdió unos minutos respeto a su tiempo objetivo. Aún así hizo MMP (2:46:xx).
Ahora un poco de descanso y nueva temporada de montaña.




En la salida me encontré con Ángel de la Morena que acabó en un meritorio 2:54:xx. Enhorabuena campeón. Nos vimos en la llegada y estuvimos hablando bastante. Una pena no haber visto a Eva y los peques.

El año que viene me voy al maratón de Rotterdam, hay que buscar nuevos retos y además es en abril, me vendrá mucho mejor para no tener tanta prisa en acabar la montaña.